Adiós Quimet


Algimia ha perdido hoy a su último poeta.

Antes de Quimet hubo otros, mi tía Nieves y mi tío Manuel escribían y cantaban preciosos versos sobre su pueblo disfrutando del mismo durante todo el año.

Quimet hacía lo mismo pero desde la distancia, mientras esperaba a su próximo cliente en el taxi, soñaba y añoraba a su pueblo escribiendo bonitos versos sobre Algimia y su Sierra Espadán con los que nos emocionaba, cada verano, recitándolos en la Plaza.

AMANTE DE AGOSTO

Y pasó otro año
y llegó otro Agosto
fueron doce meses
de esperar ansioso

Y otra vez de nuevo
estoy a tu lado
Algimia del alma
cual enamorado

Y pasó otro año
doce meses duros
allá en la ciudad
de asfaltos impuros

Y otra vez me encuentro
saludando a amigos
aquellos que antaño
jugaron conmigo

Y pasó otro año
y un año más viejo
pero nada más
verte me rejuvenezco

Ya huelo tu aroma
ya siento, la suave brisa de tu sierra
cual beso de amor
que al rostro me diera

Y pasó otro año
Algimia querida
casi doce meses
sin tu compañía

Sin tus madrugadas
tus atardeceres
tus paseos sin prisas
entre cimas verdes

Y pasó otro año
y vuelven tus fiestas
campanas al viento
y noches de orquesta

Cenas en la plaza
canto de la aurora
fiesta de las mozas
Divina Pastora

Y pasó otro año
uno más uno más al cuerpo
pero a ti mi Algimia
más joven te encuentro

Y pasó otro año
sin apenas verte
pero ya llegó Agosto
¡qué suerte, qué suerte!

Y pasó otro año
y detrás vendrán otros
pero yo seré siempre tu
amante de Agosto

JOAQUÍN SILVESTRE “Quimet”